miércoles, 16 de julio de 2014

Sexo en Nueva York 2x03

Manhattan. Para millones de nuestros antepasados era la puerta de la esperanza, las oportunidades y la felicidad más allá de lo inimaginable. Hoy la esperanza sigue viva, se llama primera cita.


Aquel fue el día en que me encontré con mi rareza. La mujer aterrada cuyo miedo devoraba su cordura. La verdad es que no son sólo los hombres, somos todas las personas, todos los solteros de Manhattan hacemos cosas raras de vez en cuando pero hay que seguir intentándolo porque como es natural, si los gemelos más gordos del mundo encuentran el amor hay esperanza para todos los demás. En alguna parte hay otro ser raro que nos puede querer, comprender y besar nuestras tres cabezas para consolarnos. Mientras tanto,  siempre nos queda Manhattan.

No hay comentarios:

Publicar un comentario