sábado, 6 de diciembre de 2014

¡Porque lo digo yo!

Porque lo digo yo (Because I said so)

Antes de conocerte tuve una corazonada sobre ti y cuando vi que eras una mujer con una poderosa adherencia estática quise ser esa fuerza que te rodea.


- Deberías abrocharte esos botones, parece que vas pidiendo guerra
- ¡Es que voy pidiendo guerra!

- Mamá tienes que dejarla en paz
- Sólo quiero que vosotras entendáis algo sobre la maternidad. Es el más incondicional de los amores. ¡Decidme si tiene fin! ¡Decidme si se detiene! Una decisión equivocada puede cambiar tu vida 


Dios no podía estar en todas partes y por eso creó a las madres.

Sólo cuando te relajas es cuando la vida te da sorpresas.

El chico de tu vida

El chico de tu vida (Win a Date with Tad Hamilton)

Un amor se olvida en dos días, un amor grande en dos semanas, pero un amor enorme te cambia la vida.

Tienes cuatro sonrisas y una es sólo para mí.

No se ama a alguien por lo que representa o por lo que parece ser, hay que amarla por sus detalles, esas pequeñas cosas que son sólo suyas.


Tienes seis sonrisas, ¿Sabes? Una cuando algo te hace reír de verdad, otra cuando te ríes sólo por cortesía, la tercera cuando te sientes incómoda, otra cuando te ríes de ti misma, la quinta es cuando algo te sorprende, y la sexta cuando hablas de tus amigos.

- Sería incapaz de romperle el corazón, ¿vale?
- Bien, porque si lo haces te juro que te destrozaré con mis propias manos o con mi cruel retórica.