martes, 21 de mayo de 2013

ANATOMÍA DE GREY 9x24

Tenía en la facultad de medicina a una fiera como profesora, parecía invencible. Entonces un día, tuvieron que extraerle la vesícula biliar, y la cirugía la mató. Sus plaquetas dejaron de coagular, se desangró en la mesa del quirófano. Todo lo que pudo ir mal fue mal. Los cirujanos tienen un nombre para eso, lo llamamos la "tormenta perfecta". Qué gracioso, nunca pensé que me pasaría a mi. 




Hay un final para cada tormenta. Una vez que los árboles han sido arrancados de raíz, una vez que todas las casas han sido destrozadas, el viento se calla, las nubes se marchan, la lluvia parará. El cielo se despejará en un instante y sólo entonces, en esos momentos tras la tormenta nos damos cuenta de quien fue lo suficientemente fuerte como para sobrevivirla.


No hay comentarios:

Publicar un comentario